Entrevista a Guillermo Tamayo Rodríguez-Izquierdo

Lunes, 26 Octubre 2020 10:48
Visto: 735

2020 10 26 Entrevista Guillermo Tamayo

Charlamos unos minutos con Guillermo Tamayo Rodríguez-Izquierdo, un alumno de 3º de ESO con una sensibilidad poética impropia de su edad y que ha sacado su primer libro al mercado.

CP: Gracias por concedernos esta entrevista, Guillermo. ¿Cuándo comenzaste a escribir?

GT: Empecé en el bautizo de mi hermana pequeña. Me sugirieron que escribiera algo para leerlo y a mí se me ocurrió hacer una poesía. A la gente le gustó bastante y a partir de eso empecé a profundizar en el mundo de la poesía.

CP: ¿Con qué edad fue exactamente?

GT: Tendría unos 9 años, aproximadamente

CP: ¿Recuerdas de qué iba esa composición poética?

GT: Fue un pequeño texto haciendo referencia al acontecimiento y a aquellos que ya no estaban con nosotros  en ese importante momento, y acababa el texto con una poesía.

CP: ¿De dónde sacas normalmente la inspiración?

GT: Me fijo en las cosas cotidianas que me pasan a mí y a los míos. Por ejemplo, hace poco falleció mi abuela y eso me movió a escribir.

CP: ¿Y cuál es el tema del que más te gusta escribir?

GT: No tengo ningún tema favorito, pero suelo escribir sobre los miedos e incertidumbres que se tienen a mi edad. La verdad es que me sirve un poco de terapia (sonrisa bajo la mascarilla). Por ejemplo, perder una amistad o no saber si llegaré a ser en un futuro lo que quiero ser.

CP:   Entonces, ¿son los hechos tristes que te suceden los que te motivan a escribir por encima de los alegres?

GT: Pues podría decirse que sí. La mayoría de mis poemas son sobre hechos que me han impactado, y esos suelen ser experiencias negativas, claro.

CP: ¿Qué tipos de libros lees?

GT: De poesía, me gusta mucho Miguel Hernández y Bécquer. Sobre novela, me gustan mucho las de misterio, tipo Agatha Christie

CP: ¿Por qué el título, “Papito, tribulaciones poéticas de mi mente temprana”?

GT: Como he comentado, mi abuela murió recientemente, el 14 de enero. Ella era ecuatoriana y allí hay costumbre de usar esa palabra. Papito es como llamaba mi abuela cariñosamente a mi abuelo, el pobre se ha quedado muy afectado por la pérdida de su mujer, a la que cuidaba porque padecía de Alzheimer. Fue duro ver como a veces ella se levantaba y era como empezar de cero cada día. En ocasiones ni nos conocía y pensaba que éramos personas extrañas en la casa.

CP: ¡Vaya! La verdad es que estamos todos  deseando leerlo. ¿Dónde se puede comprar el libro?

GT: Se está vendiendo en varias librerías de España.  En Almería está en la Picasso y en Bibabuk. En Aguadulce está e Libra

CP: Muchas gracias por estos minutos, Guillermo. ¿Nos puedes firmar un ejemplar?

GT: Por supuesto. Gracias a vosotros.