VIAJE A MÁLAGA 2019

Martes, 29 Enero 2019 16:14
Visto: 544

 

2018 01 16 Malaga

El pasado miércoles 16 de enero, los alumnos de 4º de ESO hicimos una salida a la ciudad de Málaga, con el objetivo de visitar el museo Picasso y el centro de ciencias Principia. Resultó ser una experiencia muy interesante además de divertida pero, aún más importante, muy interactiva, por lo que todos acabamos aprendiendo cosas nuevas, ya fuesen de ciencia o de arte.

Nada más llegar fuimos al museo Picasso. Nuestros guías, muy simpáticos, rápidamente nos pusieron en contexto, explicándonos el porqué de aquel museo, de donde venían los cuadros etc. No vimos cada exposición en su totalidad, sino que eligieron siete u ocho obras, las cuales tuvimos que analizar. Esto último fue lo que personalmente me sorprendió. Normalmente, cuando vamos a un museo, el guía se dedica a informarnos, pero allí tenían claro que el arte no puede entenderse de manera tan concisa. Nos hicieron reflexionar; identificar elementos en el cuadro, materiales, intenciones del pintor… En definitiva, nos ayudaron para que nosotros mismos viésemos la evolución de Picasso y entendiésemos eso tan especial que tiene el arte en cualquiera de sus formas, que es el subjetivismo y la libre interpretación.

Tras la visita, tuvimos tiempo libre para comer. Pasado ese rato, nos reunimos todos en el punto de encuentro con nuestros profesores y fuimos andando al centro Principia, un museo interactivo de ciencia que consta de tres salas. La “Sala Faraday” donde se nos mostraron varios experimentos que aparte de dejarnos con la boca abierta, nos hicieron entender los fenómenos de la luz y las sorprendentes posibilidades que ofrece. Quizá fuese este el mejor momento de la visita, ¡entre tanto truco, eso de que la magia existe ya no sueña tan descabellado!

La segunda sala se trataba de un planetario. Una pequeña cúpula con la cual hicimos un viaje por todo nuestro Sistema Solar, una expedición a la Luna y un recorrido por todas esas constelaciones que cada noche se dejan ver sobre nuestras cabezas y no siempre sabemos identificar.

Finalmente, llegamos al tercer espacio, el cual estaba repleto de módulos interactivos, con los que pudimos aprender acerca de esas curiosidades que guardan las ramas de la ciencia. Desde mapas topográficos de arena, a circuitos eléctricos humanos, todo estaba allí. Fue muy divertido experimentar todo aquello entre compañeros, las risas estuvieron aseguradas.

En definitiva, podríamos decir que esta salida a Málaga ha sido una oportunidad diferente, entretenida y muy positiva en todos los aspectos. Los alumnos hemos disfrutado mucho de la convivencia y, más importante, hemos aprendido multitud de cosas con un interés que se ha fomentado de la mejor manera posible por nuestros profesores y el resto de personas que nos acompañaron.

Sonia Galdeano Ortega - 4º ESO A